jueves, 23 de agosto de 2007

entrevistas con dios


No soy periodista, pero he decidido hacer una gran entrevista, ¡con Dios Padre!, y mi deseo fue inmediatamente obtenido, porque Dios está tan lejos como la distancia de una simple oración. "Pasa", me dijo Dios Padre. Allí estaba en persona, un anciano de muchos días, como el de Daniel 8:9, con vestidura blanca como la nieve y cabello blanco como lana blanca, sentado en su trono que llameaba como llamas de fuego, y las ruedas eran de fuego ardiente... "Así es que quieres entrevistarme", me dijo Dios… "pues si, si tienes tiempo", le contesté… me sonrió entre la barba blanca, y me dijo, "mi tiempo se llama eternidad, y alcanza para todo, ¿qué quieres preguntarme?", me dijo con calma.
"¿Qué es lo que más quisieras de los hombres y mujeres?", le pregunté.
"Que crean en Jesucristo", me respondió inmediatamente. "Es mi obra más bella de Misericordia. Entregué a mi Hijo en la Cruz, para que quien crea en El no perezca, sino tenga la vida eterna "Sed dóciles al Espíritu".
"Ya hay 2 billones de personas en el mundo que Creen en Cristo, ¿No está bien?".
"El número está muy bien, sigue exacto el plan de la Redención… pero realmente muchos de esos no creen en Cristo… lo dicen en un momento, pero al minuto siguiente, en vez de confiar en Jesús, confían en el dinero o en su poder… realmente pisotean la Sangre de Cristo… los paganos me hacen menos daño… los que más daño me hacen son las personas consagradas que viven peor que paganos"… y de las mejillas del anciano rodaron unas lágrimas del corazón, de color rosado, y como que se le apagó un poco la voz…
Esperé unos momentos… se secó las lágrimas… quiso sonreírme… "¿En el Cielo se sufre y llora?", le pregunté.
"En el Cielo, las lágrimas no son de dolores, sino de amores… en el Cielo todo es reventar de gozo y amor".
"¿Que persona en la tierra le ha dado más gloria y honor?", le pregunté.
"Aparte de Jesús, la Virgen María", me contestó de sopetón. "Toda su vida fue un "fiat", un "hágase Mi Voluntad", un creer y vivir continuo en Cristo, dejándose mover por el Espíritu"… y me gustaría ver que cada hijo se parece un poco a su Madre, a María"... y ahora sí sonrió Dios…
Entonces le pregunté algo problemático, ¿Cómo está la humanidad hoy día, en el comienzo del Tercer Milenio?.
"Mal, muy mal… peor que en los tiempos de Noé"… "mi gran obra fue crear personas libres, para que libremente hicieran la Voluntad de Dios, pero muchos usan su libertad para hacer su propia voluntad, guiados por su soberbia y orgullo, quieren ser y saber más que Dios mismo… y mi mayor osadía fue enviar a Cristo para que simplemente creyeran en su misericordia, pero muchos solo creen en su propia ambición y poder… mal, muy mal", repitió Dios Padre… y ahora no rodaban lágrimas en sus mejillas, sino una expresión fuerte de disgusto y decisión…
Le pregunté: "Entonces, ¿Vas a hacer como en los tiempos de Noé?".
"No, ahora voy a hacer más… ahora, pronto, muy pronto, voy a enviar de nuevo a mi Hijo Jesús en gloria a juzgar a los vivos y a los muertos, los buenos al Cielo eterno, y los malos al Infierno… y ahora la tierra no se va a inundar, sino que el universo entero del hombre se va a acabar, hasta las estrellas se van a derretir como la cera por el fuego ardiente
"Y, ¿cuando va a ser todo eso exactamente?… "Pronto, muy pronto", me repitió Dios... Y, perdóname Dios Padre, ¿Van a ir algunos al Infierno?".
"Muchos… muchos… así lo repetí ya en la Biblia varias veces… y lo más horroroso es que muchos cristianos y muchos ministros de Cristo van a ir al Infierno
"Perdone, Padre, de nuevo, ¿y no le duele a usted que vayan al Infierno".
"Ni mucho menos, la basura pertenece en el basurero. Si el Diablo estuviera en el Cielo, Yo no sería Dios, ni siquiera sería bueno. Ustedes mismos se sienten felices cuando van al toilet, y expulsan sus desechos, aunque sean parte de su mismo cuerpo".
"Y al Cielo, ¿Van a ir algunos al Cielo?".
"Si, billones de billones, de toda nación, tribu, pueblo y lengua… a pesar del orgullo de muchos, ha habido y hay billones de personas que hacen Mi Voluntad, que tienen fe en Dios, en Cristo Ahora el anciano Dios mostraba una expresión como de satisfacción a través de su barba blanca.
"Entonces, ¿el plan de enviar a Cristo Redentor no ha fracasado?"
"Oh no, al contrario, ¡Cristo ha sido mi gran éxito!, sigue conquistando la humanidad con su espada de dos filos: Su espada es el amor, y los dos filos son el dolor del Calvario y la humildad de la Eucaristía. Con su humildad está despedazando el orgullo de la humanidad, y con su Sangre está redimiendo y redimiendo … poco a poco… siguiendo el plan…" (Apoc.1:16, 19:15, Sal.2:9)… y ahora Dios mismo sonrió, dejando ver sus dientes bien blancos.
"¿Alguna pregunta más?", me dijo ahora Dios Padre como con gozo.
"Si. ¿Que nos recomendaría a los que vivimos en la tierra?.
"Que viváis como vivió la Virgen María, vuestra Madre: Que seáis esclavos del Señor, viviendo y haciendo todo por Jesús, con Jesús, en Jesús, para Jesús… a ella le era fácil, porque tenía a Jesús con ella… pues a vosotros también os es fácil, porque lo que hacéis al vecino se lo hacéis a Cristo, el hijo de María"… y por esto vais a ser juzgados: En el Juicio Final no se os preguntará si fuisteis Cristianos o Judíos o Musulmanes… solo Jesús, el Rey, os dirá: Ven al seno de mi Padre, porque tuve hambre y me disteis de comer, sed y me disteis de beber… y a los malos les dirá: Id, malditos, al Infierno eterno, porque estuve enfermo o en la cárcel y no me visitasteis, no tenía vivienda o trabajo, y no me ayudasteis… léalo usted completo ¿Alguna recomendación más", le dije a Dios.
"Bueno, eso es lo más importante… pero si… Vivid como si fuerais a morir… sed generosos, amad, dad vuestro dinero y tiempo al vecino. Tan importante es esto que Yo ofrezco el 10.000% Cuidad la lengua, no critiquéis, no juzguéis. La próxima vez que vayas a hablar mal de alguien, lo puedes hacer, pero antes muérdete la lengua tres veces, y cuando te salga sangre, entonces critica, ¡vas a ser más feliz en tu trabajo, y hasta en tu hogar! pues basta una palabra o unos segundos para producir heridas profundas en las personas que amamos y pueden tardar muchos años en ser sanados… y, Oh, si, la felicidad no consiste en lograr tus metas, sino en saber conformarte con lo que tienes, ¡que es mucho!, mi amor, tus manos, tu corazón, el aire, el sol, el invierno, la primavera, los vecinos… las mil y una obras del amor a tu alrededor… pájaros, árboles, rosas, mares, mariposas… si no eres feliz con las maravillas que tienes en la tierra, no va ser feliz en el Cielo, ¡perteneces al Infierno!.
"Me da su bendición, mi Dios?
"Oh, si hijo mío. a ti y a todos que lean estas líneas. Mi bendición eterna. Mi Voluntad, mi mayor ilusión, es que seáis santos, que yo viva dentro de vosotros ¡ya, ahora, en la tierra!, mi morada y mis deleites es vivir en vuestro corazón… ¡y en él vivo, cuando estáis en gracia de Dios!. Mi bendición de gozo, de paz, de amor


bueno eso es parte de una entrevistas con dios espero que le guste de corazon creo jajaja